¡Quien a su tiempo descansa, rinde el doble y no se cansa!

Es normal sentirte tan cansado a causa de tus actividades diarias, que no te quedan ganas de hacer ejercicio. Lo que más deseas, en cambio, es un tiempo para poder relajarte, hacer algo que te libere del estrés y te haga olvidarte de los problemas cotidianos, o que incluso te ayude a dormir mejor. Y tienes razón en buscarlo, pues quien a su tiempo descansa, rinde el doble y no se cansa.

»Leer más