Diviértete haciendo ejercicio en familia

Moverte e incorporar la actividad física a tu vida te traerá muchos beneficios en la salud, pero hacerlo en familia, además de las ganancias individuales, trae otras en conjunto. Toma en cuenta que las enfermedades crónico degenerativas son hereditarias, si en tu familia existen, mantener la actividad física como un buen hábito retardará o evitará complicaciones. 

Tú puedes heredar a los que más quieres un estilo de vida saludable. ¡Nada mejor en la vida, que una familia sana y unida!

- La actividad física en familia incrementa el tiempo de convivencia y mejora la comunicación entre sus integrantes. ¡Muévete!

-Los lazos familiares se hacen más fuertes, se mejora la confianza y se evita la desintegración o el aislamiento de algún integrante.

-Realizar  actividad física en familia los llevará a poner en práctica muchas habilidades. De inicio tendrán que conocerse y comunicarse para entender qué actividad es del agrado de cada uno. Después tendrán que negociar para elegir la actividad que realizarán determinado fin de semana.

-Los hará más flexibles, pues tendrán que ceder semana a semana para realizar la actividad que a cada uno le gusta.
-Poco a poco se acostumbrarán a destinar un momento específico para la convivencia familiar y a cumplir con el compromiso adquirido.

El apoyo y motivación entre los integrantes de la familia crearán un vínculo de solidaridad importante.

¡Diversión y sana convivencia!

Inicien destinando al menos 30 minutos, dos veces por semana, para realizar actividad física en familia, mientras se integran como equipo desarrollarán habilidades para apoyarse mutuamente. Lo ideal es que lleguen a realizar 30 minutos 5 días a la semana. Toma en cuenta estos consejos para iniciar:

-Los deportes de conjunto como futbol, voleibol, basquetbol o béisbol son una gran opción. ¡Hagan equipos equitativos!

-Salgan a dar un paseo en bicicleta. Si no cuentan con bicicletas para todos, en parques y eventos ciclistas pueden rentarlas.

-Patinar, ya sea en hielo o en concreto, garantiza actividad física y diversión.

-En el parque, jueguen ‘quemados’ o a ‘las traes’.

-En parques y plazas públicas, súmense a clases de yoga o zumba.

-Aprovechen el buen clima y salgan a correr todos juntos a un paso similar, para que puedan hacerse compañía.

-Si tienen acceso a una alberca o al mar, ir nadar es una buena opción.

Papás, disfruten de ese momento de desahogo y convivencia, aprovéchenlo para inculcar hábitos y actitudes a sus hijos. Permitan además que todos opinen sobre la actividad que van a desarrollar y dejen que todos tomen decisiones y marquen las reglas del juego.

Disfrutar todos y ser saludables es posible. ¡Una familia en armonía se distingue a simple vista!

Chécate, mídete y muévete
¡Disfrutar una vida sana depende de ti!

Regístrate y recibe en tu correo consejos, infografías, videos, podcast y artículos que te ayudarán a tener un estilo de vida más saludable. ¡Chécate, Mídete y Muévete!