Si bien es cierto que las personas que viven con diabetes necesitan cuidados como tomar sus medicamentos, administrarse insulina, dietas bajas en azúcar, cuidados de higiene, revisiones médicas, etcétera; otro aspecto muy importante para su condición es el ejercicio.

Muévete y aprovecha todos los beneficios que el ejercicio tiene para ti:

Disminución de los niveles de glucosa. Al aumentar la actividad física y realizar ejercicio de forma regular y disciplinada, los músculos del cuerpo demandan energía y, por lo tanto, consumen una mayor cantidad de glucosa; como resultado, el nivel en la sangre baja.

Aumento de sensibilidad a la insulina. Practicar ejercicio permite que las células del cuerpo detecten la insulina más fácilmente y que se aproveche mejor la glucosa que está circulando en la sangre, logrando así disminuir sus niveles.

Disminuye la grasa corporal. Realizar ejercicio por tiempo prolongado ayudará a bajar de peso, ya que empiezas a consumir los depósitos de grasa. Con esto, además de controlar mejor la diabetes, ayudarás a moderar otros padecimientos como la hipertensión.

Disminución de niveles de grasa en sangre. Es frecuente que las personas que viven con diabetes tengan problemas con el colesterol y los triglicéridos, que en grandes cantidades pueden depositarse en las paredes de los vasos sanguíneos y afectar de forma importante la circulación. Al realizar ejercicio, ayudas a que los niveles de grasa bajen y así disminuyes el riesgo de infartos, embolias cerebrales, y previenes otras complicaciones como retinopatía o pie diabético.

Incrementa la oxigenación. El ejercicio mejora la circulación y, a través de la sangre, lleva oxígeno a todo el cuerpo, de tal forma los órganos están en mejores condiciones.

Retrasa el daño nervioso. El sistema nervioso se afecta en las personas con diabetes, principalmente cuando los niveles de glucosa están elevados. El ejercicio estimula y protege a los nervios, de tal manera que puede retrasar el daño y mejorar la sensibilidad.

La actividad física debe ser personalizada, evitar la sobrecarga de trabajo, ejercitarte con ropa adecuada y estar siempre al pendiente de lesiones o heridas que llegaran a producirse.

Si vives con diabetes, muévete regularmente para mejorar tu calidad de vida, ayudar a tu cuerpo a mantener los niveles de azúcar controlados y evitar futuras complicaciones. 

Chécate, mídete y muévete
¡Disfrutar una vida sana depende de ti!

Regístrate y recibe en tu correo consejos, infografías, videos, podcast y artículos que te ayudarán a tener un estilo de vida más saludable. ¡Chécate, Mídete y Muévete!