El hambre del olfato


Este tipo de hambre ocurre frente a ti, muchas veces sin que te des cuenta, ¡justo en tus narices!
 
El hambre del olfato surge cuando un olor particular detona tu antojo. Por ejemplo, las polomitas con mantequilla del cine, el pan recién horneado o el café caliente.
 
El olfato juega un papel fundamental en nuestra alimentación, casi el cien por ciento de los alimentos que llevas a tu boca pasan antes por tu olfato. En los niños pequeños es común que acerquen primero la nariz a la comida, antes que a la boca.
 
El olor de los alimentos indica frescura, por ejemplo, en pescados y mariscos; o reafirma los sabores, por ejemplo, antes de probar el vino. Nuestros ancestros dependían mucho del olfato para encontrar los mejores alimentos y ese comportamiento se repite hasta nuestros días.  Cuántas veces has escuchado la expresión “huele bien” en una comida familiar. 
 
Casi todos los sabores de la comida se deben al olfato, puesto que la lengua solo percibe matices básicos como salado, dulce, agrio o amargo. Es por eso que cuando estás enferma de gripa, la comida “no te sabe”.
 
Sin embargo, la nariz también puede jugar en tu contra y hacerte comer aunque tu estómago esté satisfecho. Si estás cuidando tu salud, sabes que debes cenar ligero y balanceado, sin embargo, el olor de un chocolate caliente y churros azucarados con canela podrían hacerte caer en la tentación, ¿no es así?
 
Para ponerle un alto al hambre del olfato, lo primero que debes hacer es identificarla. ¿Ese aroma tan rico hace que te dé hambre? ¿Pero tu estómago también está hambriento o sólo se trata de un antojo derivado del olor? Si es solo algo que se siente a través nariz, ponte un alto y no lleves alimento a tu boca.
 
Disfruta de los ricos olores de la comida, pero frena ese impulso de comer si tu cuerpo no lo necesita. Si es el caso contrario, y tu estómago o tu cuerpo te piden alimento, entonces sí saborea con la nariz esa rica sopa, arroz o tortillas calientitas.

Chécate, mídete y muévete
¡Disfrutar una vida sana depende de ti!

Regístrate y recibe en tu correo consejos, infografías, videos, podcast y artículos que te ayudarán a tener un estilo de vida más saludable. ¡Chécate, Mídete y Muévete!