8 pasos para hacer un cambio saludable

Estamos seguros que quieres mejorar tu condición física, bajar de peso, verte y sentirte mejor, el problema es esperar que todo cambie de la noche a la mañana como por arte de magia.
 
Si como dijo Albert Einstein, buscas resultados distintos… ¡Sigue estos 8 pasos!
 
1. La decisión es tuya. No es de tu pareja, no es del doctor que lo recomienda, ni las amistades que lo sugieren ¡Es tú decisión, tú plan y tú camino!
 
2. Sé realista, pero positiva. Establece una meta que te inspire, por ejemplo, visualiza qué actividad física te gustaría cumplir, la ropa que tienes ganas de usar o ¡hasta la envidia que vas a generar!
 
3. Haz una lista de todas las cosas que quieres cambiar. Desde levantarte más temprano, caminar un poco por las mañanas, hasta prepárate un rico itacate para el trabajo, en lugar de comer en la calle. Pon todo, al menos 20 o 30 cosas que puedan traer salud y bienestar a tu vida y la de tu familia.
 
4. Ponle un cómo, cuándo, dónde y quién. Detalla lo más posible cada acción, por ejemplo: voy a tomar un vaso de agua simple cada 2 horas, cargando a todos lados la botella rellenable.
 
Otro ejemplo: de lunes a viernes pondré el despertador 15 minutos antes para tener un poco de tiempo para caminar, antes de llegar al trabajo .
 
5. Segmenta la lista. Divide tu lista de acciones en 4 listas pequeñas (4 o 5 acciones por lista), y a cada una asígnale un orden de prioridad y tiempo.
 
Por ejemplo: un mes para realizar las acciones de la lista número 1; luego pasa a la lista 2 y un mes después a la lista 3; claro sin dejar de hacer lo que has hecho en las listas anteriores.
 
Con objetivos pequeños, pero alcanzables y que van sumando, veras que es muy fácil tener nuevos hábitos saludables.
6. Crea hábitos. Las nuevas acciones se harán hábitos en un par de meses, mientras tanto, ten siempre a la mano un papelito con tus tareas detalladas y ordenadas para el día a día. OJO, no se trata de que llegues en la noche a frustrarte por todo lo que se te olvido hacer. ¡Tómalo con calma! 
 
7. No olvides registrar tus avances. Anótalos en una hojita y cuélgala en un lugar visible. ¡Alégrate de tus logros!
 
8. Celebra tus logros. ¡Mucho ojo! No se trata de festejar echando todo por la borda. Recompénsate con una crema para la piel, un perfume, ropa bonita, un libro, o busca esos premios que refuercen tus ganas de alcanzar la meta original o te ayuden a definir nuevas metas.
 
La famosa frase de Einstein aplica perfectamente para la actitud que debes tener si ya estás harta de tus hábitos de salud. ¡Cambiar es más fácil de lo que parece! 

Chécate, mídete y muévete
¡Disfrutar una vida sana depende de ti!

Regístrate y recibe en tu correo consejos, infografías, videos, podcast y artículos que te ayudarán a tener un estilo de vida más saludable. ¡Chécate, Mídete y Muévete!